Para el Málaga

Ha tenido que ser en Éibar donde Adrián González más cerca ha quedado de definir con nitidez su mejor versión como futbolista. A las órdenes de José Luis Mendilibar, su importancia en este último Éibar ha resaltado una virtud que parece encajar como un guante en su nuevo equipo: aportar cuota goleadora, con remates o asistencias, desde la mediapunta. En el vertical conjunto armero, el nuevo jugador del Málaga de Míchel ha pesado más a la hora de traducir que de generar, una balanza que nunca ha sido favorable para el lado de la participación pero que más que nunca, en Ipurúa, se ha decantado por el contrario, el de la determinación.

En su segundo año en Ipurúa, Adrián pareció perfectamente acoplado al ritmo ofensivo de los suyos, uno de los más característicos y frecuentes del campeonato. Aunque fuera el ’10’ de un 4-2-3-1, sus labores estaban bastante más relacionadas con la llegada al área, las diagonales a banda y el olfato goleador de lo que cabe presuponerse en un mediapunta. Quizás porque en el libreto de Mendilíbar la figura del ’10’ está supeditada al vértigo exterior, ensombrecida por la doble punta y el centro al área, Adrián fue casi tan importante como cualquier jugador por encontrar puntualidad rematadora y calidad en la asistencia en un equipo que no se paraba en tres cuartos. Lo que hallará en la Costa del Sol será bien diferente, aunque puede que igualmente provechoso.
Camisetas de Fútbol de las Selecciones del Mundial 2018.
En Málaga, el gol ha sido este último año cosa de delanteros. A excepción de Pablo Fornals, que se ha ido hasta las seis dianas, toda la línea de mediapuntas malaguista no ha destacado por su capacidad para materializar ocasiones de gol: Keko (0), Juanpi (2), Jony (2), Ontiveros (2), Chory (1). A priori, juntos en un mismo plantel sí ofrecían variedad para complementarse, sumando velocidad, pausa, golpeo de balón, desborde o verticalidad, pero el gol no ha terminado por aparecer como un arma de dicha segunda línea, justo lo que ha hecho destacar a Adrián González para ser nuevo futbolista boquerón.

Será interesante comprobar qué tipo de delantero tendrá Míchel a sus órdenes, pues eso podría repercutir en el perfil de mediapunta por el que opte el madrileño. Adrián viene de complementar a Sergi Enrich, y por lo visto en Ipurúa, parece que la figura del delantero centro es la que debe mirar con mayor insistencia el propio González, antes incluso que lo que le rodeará en mediocampo. En Málaga, las virtudes de Sandro han copado la ruptura y la profundidad del último tercio de campo, equilibrando la pausa de todo lo anterior. Adrián, certero en la aparición, puede ser en La Rosaleda ese tipo de jugador que convierta el plan en algo más afilado.
 Encuentra camisetas y equipaciones de la Liga: Real Madrid, Barcelona, Atletico de Madrid, Valencia, Sevilla.
Michel intentará potenciar mucho las llegadas por banda, así que Keko/Ontiveros y Jonny pueden encajar. La cuestión es la del último párrafo, el quién será el delantero centro titular malacitano la próxima temporada. 

Parece que hay opción de extender cesión por Peñaranda, luego a ver cómo ve Michel a En-Nesiry. Y me dejo la calidad de Juanpi, así como quizás vaya asomándose como opción de 2a punta Kuki Salazar, ya de 19 años y otro extremo zurdo como Jack Harper, escocés ex-canterano madridista.